Sin sufrimientos no seria lo mismo


domingo, abril 13, 2003

Un día feliz…. ¿.?


Hace mas o menos una hora que llegue a casa,
hoy ha sido un día, .. como puedo decir… creo que un día “ bueno”, o tal vez “ hermoso”. .. si. Eso suena mejor ,..
“Un día hermoso”, día en el cual mi rutina se vio cambiada por cosas tan maravillosas
como el poder ver cuando el sol salía cerca de la playa. Sí, es una de las cosas más hermosas que existen, el ver como lentamente en el horizonte, los colores van cambiando de un negro azulado de la noche casi como una orquídea negra al abrir sus pétalos al mundo, y va cambiando lentamente tomando matices púrpuras y rojos, hasta llegar a un color claro brillante como el brillo intenso que nace dentro de los ojos de esa mujer que me apasiona tanto, y que día con día llena el mundo que vive dentro de mi con sus detalles y simples movimientos y miradas llega hasta el centro de mi corazón y lo envuelve en un arrullo cual sinfonía maravillosa y sutil.

Mi día encontró otro instante de sutil fantasía cuando al recorrer los caminos que me llevan a mi labor diaria, el viento mismo rozó mi cara tan suave y sensualmente que mi piel tomó un matiz de suave pulpa de fruta fresca y acortó mi viaje provocándome recordar todos los momentos en que la flor dulce que duerme a mi lado, toca con sus pétalos mi cara dejándome soñar entre nubes de colores.

Un día para recordar por siempre, puesto que al llegar a mi santuario de labores fui informado de un imprevisto viaje que debía yo hacer hasta un paraje remoto, viaje que elevó mis ansias y provocó un pequeño éxtasis de emociones y anhelos, ya que el lugar apetecía cual vino por la tarde como algo que seria memorable para la bella acompañante que además de mi pareja y amante, era aquella por la que velan mis ojos todas las noches al poder contemplar su belleza sin par día a día.

Salí ansioso a contar el afortunado suceso a mi mitad más importante y aunque hubo alegría dentro de su rostro lamenté el hecho de que ella no pudiera ir, ya que un evento familiar importante impedía que ella me acompañara en dicha aventura.

Un poco desmoralizado pero con nuevos bríos retorné a mi lugar de labor con todo mi equipaje listo para partir. Y llegué al lugar de partida sin contratiempos. Lamenté sin embargo que aunque tuve que esperar largo tiempo mi partida tuvo que ser cancelada y un poco apesumbrado regresé a casa.

En el camino tuve la oportunidad de ver como una parvada de unas 200 aves negro brillantes que realizaban miles de suertes en el aire poco antes del anochecer, me hizo recordar esos momentos en que veo el suave movimiento del cabello de mi gran sueño hecho realidad que se alborota por instantes cada que cae sobre mi cara mientras hacemos el amor en una gran lucha por provocar nuestra mutua satisfacción y lograr que una gran bomba arrase con nuestros cuerpos cada vez que triunfa el amor.

Hermoso, en verdad hermoso ver que la vida es bella solo por que sentimos y somos parte de algo que nace día a día. Y así como día a día llegue a mi hogar.

Al entrar no escuché ningún movimiento ni vi de momento a aquella por la que mi vida es y vale. Decidí preparar el lugar para recibirla con gran fiesta y detalles llenos de amor y calor. Comencé por preparar algunos bocadillos y seguido de eso, abrí una botella del vino blanco que ella degusta con mayor placer. En eso estaba cuando escuche un leve quejido que venia de fuera de mi casa, me acerqué sigiloso a la ventana y vi que venia mi amada bajando de su automóvil , en el acto apagué las luces que me rodeaban para tratar de sorprenderla y me acerqué de nuevo a la ventana, ella, ya había descendido del auto cuando pude darme cuenta de que no venia sola, una persona la acompañaba tomándola del brazo y al acercarse hasta la puerta, la besó apasionadamente mientras ella abría la puerta de la casa, - me quedé callado sin decir nada mientras que ellos entraban,. Vi, que subían a toda prisa las escaleras de la casa mientras yo me escondía y esperaba. Al ver que subían, me arme de un poco de valor y subí, comencé por escuchar algunos sonidos sutiles y armónicos de cuerpos que chocan entre sí y tuve el descaro de abrir un poco al puerta, viendo por unos segundos la imagen extrema de el cuerpo hermoso de mi amada envuelta entre caricias y besos de parte de otra persona , tal vez en ese instante era la persona errada..

Bajé de nuevo las escaleras y me encuentro aquí, relatando esta historia que trata de conmemorar este día tan hermoso en el cual pude sentir todo lo que me rodeaba y entender todo el amor que puede uno seriar por otra persona. Eso en sí es hermoso, y en este instante no encuentro la solución a lo que pasa en esta casa, por instantes he querido gritar y hacerme notar, en otros he querido buscar una solución a mi vida, o a su vida, no lo sé… a la vez pienso en todos esos instantes en que mi corazón ha quedado desbordado de emociones y sueños al sentir su vida compartida con la mía y solo sonrió entre las gotas que no dejan de salir de mis ojos..

Es un día muy hermoso, un día en que vivo y siento más allá que cualquier otro ser humano, un día en que mi corazón vive una lucha entre dos superpotencias y no deja de pelear y pelear, y pelear, y yo solo quiero descansar…

Voy a cerrar los ojos y a esperar, tal vez mañana yo regrese de viaje y nunca suceda lo que ha pasado ya, o tal vez no regrese nunca del viaje y me quede en ese lugar a soñar. Pero quizás … para mañana mi vida deje de ser y sentir y de volar como hasta ayer, ya que hoy en un día demasiado hermoso como para ponerme a pensar…..


Creo que la voy a extrañar…….




Jorge Gálvez.


13-abril - 2003
posteado por ozzjorge at 5:21 a. m.